jueves, 27 de octubre de 2016

Esqueletos


Al final, acabas llegando al esqueleto. Por el camino, fuiste despojándole de capas: la piel, la grasa, los músculos, los órganos, etc. Solo queda esqueleto. Llegar hasta ahí no fue fácil porque sabías lo que te esperaba. Sabías que todas esas capas ocultaban lo importante. Sin embargo, me gusta pensar que aquello que proyectamos en los demás, lo que creemos que son, realmente es una parte de nosotros, de lo que somos, de nuestro propio esqueleto. Y la verdad, aunque no tenga remedio y al principio nos dio miedo, es el único consuelo.

martes, 18 de octubre de 2016

Pies fríos


El otoño empieza a ponernos capas. Nos ocultamos de nuevo entre ropas y caretas. Es entonces cuando nos es más fácil ver a fantasmas del pasado pasear por las calles entre pañuelos y sombreros. Vuelven a mirarnos y alguno consigue llegarnos al alma. Nos estremecemos, volvemos a recordar aquellos cafés, aquellas charlas, aquellos amores, aquellos polvos que servían simplemente para calentarnos los pies. En su día, les culpamos de nuestros fracasos, sin embargo, ahora nos damos cuenta de que los culpables solo éramos nosotros, quizá, simplemente, por seguir ahí cuando debimos marcharnos antes, mucho antes. Una lanza atraviesa nuestro estómago.

Hubo un tiempo en el que fueron nuestra obsesión; formaban parte de nuestro pensamiento, por lo tanto, de nuestra actitud y de nuestras acciones. Ahora, no son nada. Solo son recuerdos, transeúntes que nos recuerdan tiempos que nuestra memoria, jugándonos una mala pasada, nos dice que fueron mejores. Sin embargo, cuando me subo la cremallera de la chaqueta, al recuerdo me vienen aquellas palabras de Rainer Maria Rilke: "Es extraño el no seguir deseando los deseos. Es extraño ver ondear libre en el espacio todo lo que antes amarró". 

Ya no somos tan jóvenes, cada vez somos más vulnerables, y junto al miedo que el presente nos pone delante pensando en el futuro, la nostalgia también nos seduce cuando los pies se nos empiezan a enfriar. Pasado, presente y futuro. Eso fuimos, eso somos y quién sabe qué seremos. Lo que está claro es que un fantasma jamás podrá calentarnos cuando andemos descalzados por las baldosas del presente.

miércoles, 12 de octubre de 2016

Rutina


A veces, nos empeñamos en huir de la rutina, pero créeme, no hay nada mejor que recrearse en ella cuando, como una cachorra, me hago un ovillo a tu lado en el sofá. Entonces, empieza la vida.

domingo, 2 de octubre de 2016

85 años y un día


Hace 85 años y un día las mujeres conseguíamos nuestro derecho al voto. Nos acusaban de ser intelectualmente inferiores, pero no ha cambiado demasiado la percepción que entonces se tenía de la mujer a la que hoy se tiene. Pocos son los que se atreven a decir algo por el estilo abiertamente, pero seguimos manteniendo una sociedad machista. Un estudio reciente afirma que el 80% de las mujeres no se sienten, laboralmente hablando, valoradas. Solo hace falta mirar a nuestro alrededor y contar cuántos jefes y qué puestos ocupan en relación a cargos de importancia que ostentan las mujeres en nuestras empresas.

Kate Millet afirmó: "El amor ha sido el opio de las mujeres, como la religión de las masas. Mientras nosotras amábamos, los hombres gobernaban". Y ahora, nos encontramos en ese momento en el que reivindicamos que sabemos amar igual que gobernar, tal y como hizo Clara Campoamor hace 85 años y un día. No, no hemos cambiado tanto.