domingo, 29 de julio de 2012

Por el derecho a decidir

Montaje extraído de Facebook
Abortar no es un capricho, sino una de las decisiones más difíciles a las que una persona debe enfrentarse, entérense de una puta vez, políticos ignorantes. 

lunes, 23 de julio de 2012

El Empordà se muere

Con 14 años tuve mi primer ataque de asma. A partir de ese día aprendí la importancia de respirar, de coger aire y expulsarlo. Fácil, ¿verdad? El ser humano –nunca me cansaré de repetirlo- es tonto por naturaleza. Solo somos capaces de valorar lo que tenemos cuando lo perdemos. Hoy nos cuesta a todos respirar, por ello, nos toca aprender a valorar la importancia de nuestros campos, es decir, de nuestros pulmones.

El Empordà arde y nuestros pulmones explotan como lo hacen las bombas de la Guerra Civil. Vemos a familiares, amigos, compañeros de clase y de trabajo sufriendo y muriendo por culpa de las llamas, también a nuestros animales. Los bosques se queman y nosotros solo podemos mirar con impotencia dos espectáculos de terror: el de las llamas y el de la política. Los recortes, una vez más, causan daños irreparables en la sociedad. Pero no solo los recortes, tampoco podemos olvidarnos de “los dos bandos”. Ante esta situación no son pocos los que aprovechan para mostrar su odio hacia Cataluña o hacia España, ya sea ignorando lo sucedido o atacando con gilipolleces. Señores, el Empordà se muere. ¿Qué más da que los bomberos hablen en catalán? Yo lo que quiero es que tengan medios suficientes para poder extinguir las llamas, su lengua, su procedencia o su cultura me dan igual.

Espero que la cordura prevalezca ante este desastre. Hoy todos somos del Empordà, hayamos nacido en Girona, en Madrid, en Londres, en Washington o en Pequín; son los pulmones del planeta los que están en juego, es decir, los nuestros. La ceniza y el olor a quemado ya han llegado hasta Barcelona. Lo repito: nos morimos, así que déjense de tirarse los trastos a la cabeza de una vez y escuchen a los profesionales para encontrar soluciones.



domingo, 22 de julio de 2012

Sacrifícame, tonto (Artículo de Manuel Jabois)




Fotografía de Manuel Jabois extraída de Google Imágenes

MANUEL JABOIS

El gobierno le pide sacrificio y usted se encoge de hombros y se sacrifica como puede, dejando a la niña sin estudiar la carrera que le gusta porque está fuera de la ciudad o privándose de algunos lujos, como salir de casa. Lo hace sin rodear sedes de partidos ni cortar carreteras, porque le enseñaron que la democracia, cuando sufre, la mantienen los estoicos: tan sacrificado es pagar impuestos como evitar presentarse en el Congreso a dar un golpe o escribir, al borde de la desesperación, un tuit incendiario desde la piscina.

Usted se está sacrificando bien, y si el Gobierno le vigilase hasta le condecoraba, porque paga el Iva, no le trampea a Hacienda y en los momentos de más sacrificio, casi inmolación, renuncia a que su cuñado le cuele en la Seguridad Social. «¡Sacrificao, que eres un sacrificao!», le dice él por teléfono antes de colgar: «Qué hermano tan gilipollas tienes, Mari». Porque un poco gilipollas usted sí que es, y para sus adentros cree que con 50 millones de gilipollas más hoy no estaríamos en éstas, y podría mandar a su hija a estudiar lo que quisiera, que tiene nota de corte, pero no dinero.

«A España», piensa usted, «le sobran listos y le faltan gilipollas. Y 50 millones de listos hunden más rápido un país que 50 millones de gilipollas». Pero he aquí que el listo no sólo abunda sino que flota: el imputado por corrupción renueva por más de un millón de euros, a la diputada que usted paga porque mande a la gente a joder la homenajean en su tierra, el ex conseller que seguía cobrando del erario público se pone a traficar con tabaco, el banco rescatado con su dinero vende preferentes a devolver tras 9.000 años y se sucede, como recrudeciéndose, la ola de enchufes de familiares y pandilleros en la Administración pública.

Listos todos sin sutilezas, de forma abrupta y constante, para el pasmo general. Y no asombra tanto que lo sean como que no bajen el ritmo. Por eso usted no se está sacrificando por lo listos que fueron otros en su momento, sino para permitirles que lo sigan siendo. Como si al hundirse el edificio le pidiesen que baje al sótano mientras ellos aplauden en la terraza del ático no porque haya más recortes, sino porque están avisando al helicóptero.



De mayor quiero ser como Manuel Jabois. He dicho.


sábado, 21 de julio de 2012

miércoles, 18 de julio de 2012

Matrícula

Fotografía extraída de Google Imágenes


Lo reconozco, el lunes por la tarde lloré al hacer mi matrícula para la universidad. Respecto al año pasado, ha aumentado un 66,7%, o lo que es lo mismo, 600€. Lloré de rabia y de impotencia al ver a mis padres hacer cuentas y al recordar a mis compañeros que preocupados decían el pasado curso que si teníamos que pagar 1.500€, no podrían seguir estudiando. En nuestro caso, la matrícula no ha costado 1.500€, sino 1.655,14€.

Y así es como los políticos intentan hacer al pueblo inculto para seguir mangoneándonos. ¿Podemos salir a quemar las calles YA, por favor?



viernes, 13 de julio de 2012

Viernes trece

Fotografía extraída de Google Imágenes


Pensé en decirte
te quiero
un viernes trece.
El amor, cariño,
es tentador,
también para la suerte,
y apuesta por la destrucción.

jueves, 12 de julio de 2012

Los trabajadores de la Clínica Pilar Sant Jordi, en lucha

Fin de la manifestación de los empleados de la Clínica Pilar Sant Jordi delante de las Tres Torres ayer por la tarde. Los trabajadores no cobran, y si lo hacen, es a plazos. Además, el personal tiene que trabajar más porque no hay sustituciones, lo que acaba repercutiendo en los pacientes.

viernes, 6 de julio de 2012

Cobarde


Por cobardía,
por eso nunca me atreví
a escribir poesía.
Siempre me quedó para
septiembre la valentía.
Por eso,
precisamente por eso,
nunca fui capaz
de decirte “te amo”.


lunes, 2 de julio de 2012

Despedidas


Odio las despedidas, incluso decir “hasta luego” por teléfono, pero este adiós es insufrible.