viernes, 31 de diciembre de 2010

La década en imágenes

1. Con el nuevo milenio llegará el fin del mundo.


2. El euro



3. 11-S

4. El Prestige


5. La foto de las Azores



6. Guerra de Irak



7. El pueblo clama "No a la Guerra"



8. Atentado del 11-M



9. El PSOE gana las elecciones



10. Gripe aviar

11. El mundo le dice adiós a Bush (¡por fin!) y llega Obama 



12. Llega el caos de la mano de la Gripe A (también conocida como "Gripe Cerda")



13. La recesión, el desaceleramiento de la economia, el desequilibrio económico... En definitiva, la crisis



14. España gana el mundial


15. El Nobel a Mario Vargas Llosa







Sí, ha sido una década bastante dura y lo que queda tal y la mediocridad política y social que hay. No nos engañemos, cambiar de década y de año no hace que nuestra vida dé un giro radical. Ay, cuánto daño nos ha hecho Disney. Y no, no pienso hacer balance de mi década personal, total, mi vida va a seguir igual... Además, no lo hago porque me parece una gilipollez. Así que como no va a haber ninguna diferencia entre hoy y mañana, no os pienso desear lo mejor de cara al año que viene; yo os deseo lo mejor durante cada uno de los días del resto de vuestras vidas.

miércoles, 29 de diciembre de 2010

¿Qué está pasando?

No sé si estoy triste, decepcionada, cabreada, desilusionada o qué, pero no me gusta nada la sociedad en la que vivo. Ayer CNN+ echó el cierre después de once años de emisión en España y dio paso al canal 24h de Gran Hermano. Ahora andaba instalándole el TDT a mi madre en la tele de su habitación y al ordenar los canales, no sé qué me ha entrado por el cuerpo cuando he visto un rotulito que ponía “fin de las emisiones de CNN+. Inicio del canal 24h de Gran Hermano”. Y lo peor de todo no es esto, sino que también he descubierto que hay otro canal en el que estaban echando resúmenes del programa. ¿Qué está pasando? España es el país donde más ediciones del reality se han hecho e imagino que se seguirán haciendo, cosa que dice y mucho, y no precisamente bueno, de este país. Sustituimos una programación interesante (adiós Gabilondo, adiós reportajes de Jon Sistiaga) para ver cómo se pelean, comen, ensucian o follan una manada de frikies que más tarde se irán paseando de plató en plató. Además, ya para rematar, Timofónica (Telefónica), Prisa y Telecirco (Telecinco) se han aliado ¡viva la pluralidad!

Y sí, me enfado, me indigno y me acojono ante esta situación. Soy estudiante de periodismo y espero poder ejercer algún día la profesión, pero no quiero formar parte de algo así. Cada vez que escucho a alguno de mis compañeros decir que no ven ni leen telediarios porque les aburre pero que no pueden vivir sin la Coure y revistas del estilo, que se saben la vida entera de Belén Esteban y de personajes por el estilo, que les importa una mierda la que se puede liar si las dos Coreas entran en guerra, que lapiden a una mujer por cualquier cosa, que haya cuatro millones de parados o que cada vez haya más pobreza, miseria y mediocridad, se me ponen los pelos como escarpias. Yo no soy ni mejor ni peor que ellos, por supuesto, ni me las quiero dar de nada, pero creo que nos debemos interesar por lo que pasa, y más nosotros que nos queremos dedicar a esto, y no por saber con quién se acuesta o se levanta fulanito o menganito. Es escalofriante escuchar a niños de muy poquita edad decir cosas como “yo por mi hija mato” o “¡Andreíta, cómete el pollo, coño!” Pensemos un poquito, por favor, no jodamos más la cosa porque ya lo está bastante.

La despedida de Gabilondo:
 
http://www.elpais.com/videos/espana/vaya/llevare/honestidad/critica/elpepuesp/20101224elpepunac_1/Ves/

lunes, 27 de diciembre de 2010

¿Baño de masas de Artur Mas?

Esta mañana fui a Barcelona en busca de un libro. Me bajé en la parada del metro del Liceu y me metí en un callejón para llegar a la librería que buscaba. Con el libro bajo el brazo, paseé por las Ramblas, abarrotadas de gente como siempre, y fui caminito de la Catedral. En la plaza de la Catedral hay durante estos días un mercado de antigüedades, y como me encantan estas cosas, pues me quedé un rato largo paseando por los puestos. Cuando ya había visto y revisto todo, subí hasta la plaza Sant Jaume (donde está el Ayuntamiento de Barcelona y la Generalitat). Mientras subía, escuchaba mucho barullo y veía camiones de Tv3 y muchos Mossos d’Esquadra, así que me imaginé que algo había por allí y fui a meter el hocico para enterarme de lo que estaba pasando, faltaría más. Al entrar en la plaza, la gente empezó a aplaudir y yo pensaba que eso era demasiado para recibirme, pero al mirar al balcón del Ayuntamiento y ver que todas las cámaras de televisión enfocaban a la Generalitat, entendí que esos aplausos no eran para mí. En el balcón de la Generalitat estaban Artur Mas (el nuevo Presi catalán) y su mujer (creo), Duran i Lleida y Jordi Pujol. Al parecer era la investidura de Mas como nuevo Presi.

La mayoría del público allí presente eran guiris, a los que le teníamos que explicar que “that man is the new president of Catalonia”, y curiosos como una servidora; militantes de CiU más bien pocos. Había uno vestido de Papá Noel con una pancarta apoyando a Mas. Sí, era el frikie de turno que nos tuvo entretenidos. Hubo un momento, mientras Artur Mas hablaba, en el que saqué mi móvil para hacer una foto, y todo porque Pujol estuvo a punto de caerse por el balcón. El pobre hombre mucho equilibrio ya no tiene, y cuando saludaba le tenían que coger para que no se ahostiase. Siento deciros que no he podido inmortalizar el momento porque no sé dónde está el zoom de la cámara del móvil.

Una vez acabado el discurso de Mas (menos mal que sólo ha durado cosa de un minuto), los militantes de CiU empezaron a entonar el himno catalán: Els Segadors. Poco a poco los lugareños empezaron a seguirles. Yo no porque no me lo sé; si sólo me sé el himno de España y porque no tiene letra, ya que si la tuviera seguro que tampoco me la sabría, pero de todas formas, tampoco iba a celebrar la victoria de Mas, simple y llanamente porque no me gusta. El Papá Noel sí que lo cantaba como si no hubiera mañana, dejándose la voz. Poco después apareció un cámara de Tv3 y el señor Noel le dijo que su sueño desde siempre era salir en Tv3, así tal cual. También se preocupó por saber cuánta gente había allí y el cámara le soltó que entre dos mil y tres mil personas. Al decir esto, me volví al cámara y le miré con cara de “no te lo crees ni tú”, pero el hombre intentaba autoconvencerse diciendo repetidas veces “que sí”. Ni corta ni perezosa, le pregunté que si las cuentas las había hecho la Guardia Civil o el Govern, ya sabemos todos que si cuentan unos u otros las cifras pueden variar incluso en millones. Al señor cámara no le gustó mi ironía y se fue, y aquí es cuando entró en escena un señor andaluz que exclamó: “¡anda la polla! Y luego dicen que los andaluces somos unos exageraos… ¿Pero este tío dónde ve tres mil personas?” Sin lugar a dudas, por el acento y la utilización de la coletilla “¡anda la polla!”, el señor era granaíno. Pero teníamos razón en que ahí no había tal cantidad de gente, era imposible ya que había mucha separación entre unos y otros y además, media plaza estaba ocupada por un belén. Así pues, las cuentas no salen señores de la Tv3 y ahora vendan lo que ustedes quieran.

sábado, 25 de diciembre de 2010

Felicitaciones navideñas

Este año, por primera vez en no sé cuantos, no he recibido ningún SMS cutre para felicitarme la dichosa Navidad, gracias (supongo) a la crisis y al Facebook. Por la red social me han etiquetado en al menos veinte fotos navideñas y de las veinte me he desetiquetado, pues no es nada agradable entrar y ver ochenta notificaciones informándote de que Menganito ha comentado la foto de Fulanito. Creía que me iba a librar hasta que esta mañana entré en la web de la Universidad y abrí la felicitación de Navidad de la Rectora:







No hace falta analizar demasiado la foto para darse cuenta de que está hecha con muy poquitas ganas. Creo que la nieve se ve bastante bien como para añadirle copos con el Paint. A mí que no me digan que esta señora no conoce a nadie que no sepa utilizar el Photoshop o algún programa por el estilo para que no se notaran tanto los copos añadidos, ni tampoco puedo llegar a creerme que nadie, absolutamente nadie, le recomendara que no enviara algo así.

Desde la Oficina de Cooperación por el Desarrollo nos han enviado este vídeo que sí está bastante bien: http://vimeo.com/18077067

El problema es que parece que sólo en esta época podamos ser solidarios y buenas personas, ¿qué pasa durante el resto del año? No es ninguna novedad que ahora diga que la Navidad realmente es la época del consumo y de la hipocresía, pues una vez pasado Reyes se nos olvida lo buenos que debemos ser con los más desfavorecidos y pocos son los que siguen ayudando. Me parece penoso que sólo le deseemos lo mejor a los demás durante 15 días al año y a lo largo de los 350 restantes miremos hacia otro lado. Patético.

miércoles, 22 de diciembre de 2010

Regalos

Con la lotería parece ser que ya ha empezado oficialmente la Navidad pese a que lleven vendiendo turrones desde hace tres meses. Sí, me repito más que el ajo, pero odio estas fiestas; no hay nada que me guste, ni siquiera los regalos. No me gusta mucho que me hagan regalos porque me siento mal y chiquitina, es algo que me pasa desde hace bastante tiempo. Cuando tenía dos o tres años, según me cuentan, no pedía nada en concreto pero quería muchos regalos, no por nada, sino por abrirlos porque luego pasaba de la mayoría de las cosas, como casi todos los críos de esa edad. Pero al crecer y entre unas cosas y otras, recibir un regalo no es una sensación agradable, no me preguntéis el porqué pues ni yo misma lo sé, ya que por el contrario sí me gusta regalar cosas y más si son cosas con algún sentido o importancia para mí; me halaga que alguien a quien quiero tenga algo mío. Pero sin duda el mejor regalo que voy a recibir esta Navidad, y el cual sí que me ha hecho muchísima ilusión, es éste:



“Las abuelicas” las hace mi abuela con trapos. A ésta le falta pintarle la cara porque ella ya no ve muy bien y a mí me da miedo hacerlo por mi patosidad y poco arte; no quiero hacer un estropicio. Cuando era niña me hizo una más chiquitita y hace un par de semanas, para evadirse, hizo la de la foto y se la dio a mi madre para que me la trajera. Ahí la tengo, de tanto en tanto la miro porque además, gracias a ella, fui capaz de sacarle unas sonrisas a mi abuela y eso sí que no hay regalo que lo supere.

lunes, 20 de diciembre de 2010

¿Y a usted qué le importa mi vida?

Parece que cuando es el día menos acertado para tocarte las narices todo el mundo va y te las toca. Ayer en el tren de vuelta a Girona, una señora de unos 55 años se sentó a mi lado. Poco me percaté de su presencia, pues siempre voy escuchando música y mirando por la venta mientras imagino cosas. En un momento dado recordé que no me había tomado la píldora después de comer, así que como la tenía en la mochila no hubo problema. Cuando me la tomé vi que la señora no me quitaba el ojo de encima y me miraba con los ojos como platos hasta que al final reventó y dijo “esta juventud se está perdiendo. A ver, ¿tú por qué tienes que tomar esas pastillas asesinas?” Pensaba que me estaban gastando una cámara oculta porque aquello era totalmente surrealista. Inconscientemente (lo juro) miré el diario que estaba leyendo: “La Gaceta”, así que moví la cabeza de forma negativa y me sonreí. Al parecer, la mujer se ofendió y se levantó maldiciendo a Zapatero porque “está convirtiendo a la juventud en auténticos demonios”.

Parece que la tónica de la intromisión en las vidas ajenas sigue estando hoy en pleno apogeo. Hace un rato he ido a la farmacia que hay al lado de la residencia. En dicha farmacia hay dos dependientas muy jovencitas que son un encanto y una mujer de unos 40 que parece ser la jefa. Hace un mes, más o menos, me atendió la jefa y era la primera vez que la veía ya que antes siempre me habían atendido alguna de las dos muchachas. Fui porque tengo una pierna defectuosa que de tanto en tanto se inflama y me hace andar igual que Fraga (Nere, esto va dedicado a ti) y con las cuestas y las escaleras que tengo que subir a lo largo del día me producía que por la noche el gemelo se me ponía como el de Cristiano Ronaldo, sin ser yo nada de eso, y al meterme en la cama me daban calambrazos. Así que fui a la farmacia a por algo que me sujetara la pierna durante el día. Esperé mi turno y me atendió, como he dicho antes, la jefa. Le comenté lo que me pasaba y si me podía dar un tubular o algo así. Sacó la caja del tubular y casi me lo tiró a la cara mientras me gritaba el precio. Una de las chicas me miraba y se encogía de hombros, otra cosa no podía hacer, y yo pagué y me fui rápido por tal de no soltar sapos y culebras.

Como decía, hoy he vuelto a la farmacia, esta vez a por un jarabe que me mandó el médico. Al llegar no había nadie y ha salido la jefa de las profundidades del negocio para atenderme. Le digo lo que quiero y sin rechistar lo saca pero antes de dármelo me pregunta que para qué lo quiero. Le contesto que me lo ha mandado el médico, creyendo que no tenía por qué decirle nada más. La mujer ha vuelto a insistir y esta vez le he dicho que no tenía por qué darle explicaciones, que si no me lo quería vender me iba a otra farmacia y listo. Tras decirle esto me ha dicho lo que le debía y mientras me cobraba me ha empezado a dar la lata. Al final, cuando me ha dado el cambio le he dicho que si estaba mal de la cabeza era problema mío y no de ella, e indignadísima pero con mucho estilo, le he dado los buenos días y me he ido por donde he venido. Si la gente no tiene vida lo siento, pero que dejen a los demás tranquilos.




sábado, 18 de diciembre de 2010

Bucle

Como mi vida es un auténtico bucle y me parece que hoy va a volver a empezar todo de nuevo, pues también escucho las canciones así, en bucle. Llevo unos días escuchando éstas dos sin parar. La segunda creo que esta tarde va a sonar a todo volumen...

Cuando ella toca el piano Standstill




Yo me parto con la justicia
"Ya verás,ya verás" me dice

[...]

Y ella les dice que todo va a ir bien



La gran caída The New Raemon




La gran farsa,
la codicia,
tan impuesta y rancia.

Tan estricta,

asfixiante,
maldita sea.

[...]

Hay algo en mi rostro que no sabes leer
estoy avergonzado de seguirte la corriente.
Buscas el perdón con demasiada frecuencia
te tengo contento con mis reservas.


Es mejor saber cuando te darás cuenta
de que en todas partes cuecen habas.
Código moral cojea bastante
intentar seguirlo ya no es importante.

lunes, 13 de diciembre de 2010

Descanse en paz, maestro Morente

Triste, muy triste por la noticia de la muerte del maestro Enrique Morente. Tuve el enorme placer de verle en el Liceu hace unos años junto a su hija Estrella. Emocinonante verles a ambos juntos e impresionante el silencio absoluto del público, casi ni respirábamos por tal de no emitir ni el más mínimo ruido. Graná y el mundo de la música hoy se han quedado huérfanos.



Viñeta de Forges

sábado, 11 de diciembre de 2010

Evasión

Escribo con mi cuerpo en mi habitación pero con mi mente en Argentina. Sí, sueño con ir allí y siempre que estoy triste me evado pensando en Buenos Aires. Ahora mismo mi trabajo del Che está viajando a la capital argentina; es una suerte que los controladores no puedan vigilar lo que viaja a través de los mails. Y el trabajo viaja hasta allá porque Sol, una doctorada en historia, está allí, en su tierra. Sol ha sido compañera en la residencia durante estos primeros meses de andadura universitaria. Una tipa muy divertida que a sí misma se llamaba la abuela pues era la más mayor de todos nosotros. Con ella me he reído, he aprendido, he soñado, hemos debatido y simplemente con palabras nos hemos mostrado la una a la otra nuestros respectivos países y ciudades. Sol se marchó el lunes a Buenos Aires aunque su plan era volver a su ciudad, Mar del Plata, para pasar unos días con su familia y disfrutar del verano. La semana pasada fue nuestra despedida, bueno, realmente fue un hasta luego. Nos despedimos con la promesa de reencontrarnos allí, por eso me regaló la última moneda que le quedaba de su país: 50 centavos muy relucientes. También prometió secuestrarme cuando vaya y ya son dos las argentinas que me lo han dicho y es que no me puedo olvidar de Estela ni de su pequeña Yamel.




De repente suena “Buenos Aires 2001” de Ismael Serrano. Prometo que no la he puesto yo sino que tengo el reproductor aleatorio. Mientras escribo también me doy cuenta de lo que odio las despedidas, no las soporto. Odio decir adiós hasta cuando me llaman por teléfono, por eso siempre cuelgo rápido; también odio despedirme de un amigo aunque sepa que en breves volveré a verle. También me irrita que desaparezca CNN+ mientras otros canales siguen y siguen creciendo cuando lo único que venden es mierda o que el maestro Enrique Morente esté tan grave. También, mientras escribo, escucho gritos, no sé si son afuera o adentro, no lo sé. Quizás por eso dejé de escribir (sí, lo conseguí pese a alguna recaída tonta). Da igual, lo importante es que algún día cruzaré el charco y quizás allí las cosas sí sean diferentes.

martes, 7 de diciembre de 2010

El bufón

Todo acaba como siempre. Todo empieza como siempre.




Aquí estoy otra vez vestido de bufón
buscando una mentira
que me haga sonreír, que se lleve el dolor
y vuelva la poesía... aquí.


Aquí estoy otra vez, vestido de payaso
buscando un artificio
que oculte mi fracaso
aquí estoy otra vez...


Me vestí de bufón sólo para intentar disfrazar
con mis atuendos
a las lágrimas que se me quedan dentro.


Me vestí de bufón sólo para llamar la atención
con mi silencio
porque nadie me escuchó gritar por dentro
... me escuchó gritar por dentro


¿Por qué quiero llevar, la cabeza tan alta?
¿A quién quiero engañar?
Si no puedo escuchar a nadie sin oírme,
a nadie sin mirar mi soledad.
Aquí estoy otra vez...


Me vestí de bufón sólo para intentar disfrazar
con mis atuendos
a las lágrimas que se me quedan dentro.


Me vestí de bufón sólo para llamar la atención
con mi silencio
porque nadie me escuchó gritar por dentro


No es que no quiera ver [es que no has intentado]
Nunca he intentado ver [lo que hay al otro lado]


No es que no quiera ver [es que no has intentado]
Nunca he intentado ver [lo que hay al otro lado]


Me vestí de bufón sólo para intentar disfrazar
con mis atuendos
a las lágrimas que se me quedan dentro.


Me vestí de bufón sólo para llamar la atención
con mi silencio
porque nadie me escuchó gritar por dentro
... me escuchó gritar por dentro

domingo, 5 de diciembre de 2010

Vidas cruzadas

Es muy difícil ser el único punto de unión entre dos personas y más cuando te obligan a tomar una decisión que sabes que conllevará grandes consecuencias, y si sabes que elijas lo que elijas estará mal y tú serás la culpable de todo, apaga y vámonos. Cuando tienes esa presión cuesta mucho concentrarse, dormir, comer o simplemente respirar. ¿Ansiedad? No, gracias, ya me llevé un susto anoche con ella. Mi mejor amiga acabó en urgencias por un pequeño ataque. Hay que ver lo que acojona ver a alguien que quieres así. Tuvimos que salir del cine echando leches aunque con el bodrio de peli que estábamos viendo no me extraña que le pasara, aunque  ella aseguraba que le estaba gustando. La película es “A tres metros sobre el cielo”. Por favor, si alguno de vosotros es diabético no vayáis a verla porque los niveles de azúcar se os van a disparar. Tuve buen criterio cuando dije que no pensaba leer el libro.


No, no quiero ser el cruce en la vida de dos personas.

viernes, 3 de diciembre de 2010

Gracias

Gracias por tus abrazos, por estar siempre ahí, por sacarme  una sonrisa tan fácilmente, por tus consejos, por ser mi maestro en todos los aspectos, por aguantarme (¡qué paciencia tienes!), porque cuando estoy contigo el mundo parece menos cabrón,  por ser mi amigo y qué narices, por ser tú, así, tal cual. Te quiero.


Take care ;)

miércoles, 1 de diciembre de 2010

Diciembre

Y llega diciembre, así sin avisar, sin pedir permiso. Llega en un momento caótico, plagado de dudas y miedos que él no hará más que acentuar. Sigiloso, desangrará heridas que parecen cerradas pero que están más abiertas que nunca. Volverá a acercarnos y los intentos por huir serán en vano ya que deberé regresar y volver al mismo punto de partida, el mismo de siempre, el que nunca cambia pese a todos los esfuerzos realizados. Sí, estoy agotada por culpa del puto círculo vicioso, por ti y sobre todo por mí.





Parte del videoclip fue grabado en El Prat, en El Artesano para ser más exactos.

Finalmente, sí iré a ver a Ismael Serrano en marzo por culpa de Antuán, al que materé un día de estos, con mucho cariño, eso sí. Gracias, tontaina.



Recordad que hoy es el día de la lucha contra el Sida. Ojalá se invierta más en I+D para poder combatir enfermedades como ésta, entre otras muchas cosas, claro, y no se malgaste más dinero en tonterías.